Seguidores

1 feb. 2012

La paradoja de la creatividad

Dios, ¿por qué si me esfuerzo tanto, escogiste a alguien tan indisciplinado y rebelde como Mozart, para ser el medio divino de tu expresión?” Estas líneas de una escena de la película Amadeus, en la que Antonio Salieri revisa a hurtadillas la composición musical de una obra de Mozart e imagina el sonido de cada nota en perfecta armonía, como si Dios mismo las hubiera escrito, son memorables. Salieri, extasiado, maldice a Dios por vivir en la misma época que Mozart.
Si bien Mozart nació con un don, los genios “naturales” no existen. Sabemos que su genialidad se debió mucho a la estricta disciplina que Leopoldo, su padre, un destacado compositor y músico, le impuso. Metió a su hijo de cuatro años a estudiar música; así, cuando Mozart tuvo los cinco años y apenas le llegaban los pies al piso al estar sentado frente al piano, ya dominaba la composición musical y el instrumento. A los 12 años ya era un concertista experto y con su padre viajaba por toda Europa dando conciertos.
La película no muestra que Mozart trabajó como nadie. En su corta vida logró componer más de 600 obras maestras. Sus manos eran un prodigio, pero se deformaron de tanto practicar, tocar y tomar una pluma de ave para componer. “La gente se equivoca al pensar que mi arte surge de manera fácil –le escribe Mozart a un amigo–, te aseguro que nadie ha dedicado tanto tiempo y pensamiento a la composición como yo. No existe maestro famoso del que yo no haya estudiado su música industriosamente varias veces.”
Solemos pensar que la creatividad es algo con lo que se nace y que es un asunto que atañe sólo a los artistas. Pero la realidad es que sin importar a lo que te dediques, todos la necesitamos: desde la joven que busca conseguir un permiso de sus papás, los vendedores que quieren cerrar una venta o los ingenieros que necesitan resolver el desvío de un río.
Así mismo, asociamos la creatividad con algo espontáneo, nuevo, diferente; y la paradoja está en que para lograrla requiere de todo lo contrario: disciplina, rutina y hábitos.
Todos sabemos cuán doloroso es querer plasmar una idea en una página en blanco, en una tela, en un producto o en el escenario a partir de cero. Sólo después de procrastinar de varias formas tu trabajo, es que te enfrentas a ti mismo con humildad.
¿Cómo disparar la creatividad? Crea un ritual y comienza. Twyla Tharp, en su libro The Creative Habit, es lo primero que nos sugiere. Llevar a cabo actos como poner cierto tipo de música, prender una vela, llenar una taza de café, meditar un rato, nos ayuda a calentar los motores y a marcar ese momento en que invocamos a la musa y nos disponemos a soltar la mano para crear.

Recuerdo que Isabel Allende tiene el ritual de comenzar a escribir sus novelas los días 8 de enero, eso le da suerte.

Los rituales son poderosos y los atletas lo saben también; su valor radica en que te empujan a comenzar, a dar el primer paso a pesar de tus miedos, de la flojera o de lo que sea.
Lo asombroso es que cuando con valor aceptamos un reto y nos comprometemos, algo maravilloso sucede, la membrana se rompe, así como el pollo al salir del cascarón, y las musas no sólo nos rodean y nos ayudan a nacer, sino que nos proveen de todo tipo de apoyos que favorecen a la creación. Ignorar esta verdad elemental, puede matar un sinnúmero de ideas espléndidas.
Podríamos concluir que si bien hay condiciones que favorecen a la creatividad; Mozart no hubiera podido componer un Cosí fan tutte, si no hubiera tenido el valor, la paciencia, la disciplina y mucho trabajo para lograrlo.

El Cuaderno de Maya

Un escrito de Isabel Allende se consagró como el libro más vendido de 2011

El libro que atrapó a jóvenes lectores "no escapa a los ramalazos de violencia y a escenas muy sórdidas", reveló la autora que desde su primera novela "La casa de los espíritus" dio la vuelta al mundo y registró ventas millonarias
"El cuaderno de Maya", de la escritora chilena Isabel Allende, se consagró como el libro más vendido de 2011, según los datos proporcionados por el grupo Ilsha que semanalmente registra los consumos de los lectores argentinos. "El cuaderno de Maya" (Sudamericana), lanzado en mayo en toda Hispanoamérica, cuenta la vida de una muchacha que perdió el rumbo familiar con la muerte de su abuelo y comienza un viaje en búsqueda de secretos que mantenían sus antepasados. La protagonista, una norteamericana de 19 años, inicia un viaje iniciático desde Berkeley (Estados Unidos) a Chiloé, mil kilómetros al sur de Santiago de Chile, dispuesta a desentrañar un secreto de familia. Este libro, que atrapó a un masa de jóvenes lectores "no escapa a los ramalazos de violencia y a escenas muy sórdidas", reveló la autora que desde su primera novela "La casa de los espíritus" dio la vuelta al mundo y registró ventas millonarias. Le siguen en este ranking anual: "Comer, rezar, amar" (Aguilar), de Elizabeth Gilbert; "Economía 3D" (Sudamericana), de Martín Losteau: "Viva la diferencia" (Norma), de Pilar Sordo; “El cementerio de Praga" (Lumen), de Umberto Eco; "El secreto" (Urano), de Rhonda Byrne y "Steve Jobs" (Debate) de Walter Isaacson. Completan los últimos lugares de este conteo anual: "El y ella" (Planeta), de Luis Majul; "La presidenta" (Sudamericana) de Sandra Russo y "Los padecientes" (Emecé), de Gabriel Rolón.

Isabel Allende en 15 libros

Se trata de la chilena que ha dicho que “escribir es como hacer el amor. No te preocupes por el orgasmo, preocúpate del proceso”. Se trata de la autora de habla hispana considerada como la más leída y traducida en el mundo.
Se trata de la escritora que arrolla con superventas, pero también de aquella que ha sido duramente criticada por otros literatos. Isabel Allende...
Para conocer sus creaciones narrativas (novelas y relatos autobiográficos) llega junto con este Diario, una colección de 15 libros, que circularán desde mañana, cada domingo, por USD 5. La serie se compone de los títulos (en orden de aparición): ‘La casa de los espíritus’, ‘Los amantes del Guggenheim / El oficio de contar’, ‘Hija de la fortuna’, ‘La Ciudad de las Bestias’, ‘Retrato en sepia’, ‘De amor y de sombra’, ‘Eva Luna’, ‘Inés del alma mía’, ‘Paula’, ‘La suma de los días’, ‘El Reino del Dragón de Oro’, ‘Mi país inventado’, ‘El bosque de los pigmeos’, ‘El plan infinito’ y ‘La isla bajo el mar’. Varios de sus libros han nacido de cartas o reflexiones personales, y empatan con sus instantes de vida, como escritora, como madre, como abuela. “Tejer o bordar una novela supone manejar muchos hilos en la mano sin perderlos de vista”, ha dicho. Y como una exponente del ‘postboom’ su prosa se caracteriza por su sencillez de leer y su linealidad, pues en este período se toma distancias de la preocupación por crear nuevas formas de escribir. Asimismo, en sus narraciones se conjugan investigaciones históricas y las formas del humor.
Con una obra prolífica (desde 1982 ha publicado 24 libros) también se ha convertido en una escritora superventas, la preferida por un buen número de lectores. Siguiendo esa racha, su más reciente novela ‘El cuaderno de Maya’ se posicionó como uno de los libros más vendidos, en el 2011. Y antes lo hizo con ‘La isla bajo el mar’, el último volumen en circular junto con este Diario.
Pero su literatura también ha sido clasificada de femenina y comercial. Durante años ha sido resistida por sus pares chilenos y otros autores extranjeros. Ella misma se ha reconocido como “odiada” por la élite intelectual.
Entre los escritores que la critican se encuentran el estadounidense Harold Bloom, la mexicana Elena Poniatowska, la argentina Angélica Gorodischer y su compatriota Roberto Bolaño, quien dejó dicho: “Me parece una mala escritora, simple y llanamente, y llamarla escritora es darle cancha. Ni siquiera creo que Isabel Allende sea una escritora, es una escribidora”.
Sin embargo, en el 2010, el Gobierno de su país reconoció que Chile estaba en deuda con Isabel Allende; esto fue tras entregarle el Premio Nacional de Literatura , la máxima distinción que se otorga a las letras chilenas. “Es como la culminación de una vida para mí”, señaló la escritora.
Pero antes ya había sido reconocida con otros galardones, entre ellos se cuentan el Iberoamericano de letras José Donoso, en el 2003; el Premio Literario Colima, en 1985; el Independent Foreign Fiction Award, en 1993; o el Critics' Choice, en 1996.
Polémicas aparte, ahora, llegan estos 15 libros para que usted mismo se haga una idea sobre la escritura de Isabel Allende. La primera entrega comprende dos libros: ‘La casa de los espíritus’ y ‘Los amantes del Guggenheim / El oficio de contar’.

HOJA DE VIDA
Isabel Allende

Su experiencia.  Escritora chilena, nacida en 1942. Actualmente radicada hace décadas en San Francisco, EE.UU.  

Su punto de vista.  “Escribir es como hacer el amor. No te preocupes por el orgasmo, preocúpate del proceso”.

Isabel Allende: "El cuaderno de Maya", para salvar un joven y entender un adicto

Isabel Allende se ha tomado muy en serio convertirse en una escritora para público joven y lo ha logrado con la trilogía dedicada a sus nietos hace algunos años, y ahora con el "Cuaderno de Maya" que está dedicado a los más jóvenes de su tribu que ha salido unos cuantos meses atrás. El libro cuenta las aventuras de Maya Vidal, hija de emigrantes y niña abandonada; condenada a sus malas decisiones y a lo que las drogas pueden hacer en la vida de un joven en el mundo de hoy. Es la historia de muchos en los Estados Unidos o cualquier parte del mundo.
Isabel Allende retrata toda la oscuridad que rodea a alguien que decide meterse en el mundo de las drogas o al que llega por casualidad, los sufrimientos del adicto, los dolores de la familia y cómo la vida se puede acabar por decisiones mal tomadas, terminando como delincuente por no pensar un poco en las consecuencias de los propios actos. Cuando se dé el tiempo de leer este libro que parece una simple crónica, podrá encontrarse con el retrato de alguien muy cercano a usted, o el de alguien al que pudiera ayudar para salir adelante de ese oscuro mundo. O simplemente comprender qué es lo que pasa con un adicto.
Al iniciar el libro parecerá un libro de aventuras, pero de la mano de Isabel Allende llegará al fondo de la oscuridad en la que vive el adicto, al interés poco real que hay en la sociedad actual por los jóvenes y a plantearnos si somos capaces de encarar la vida con un adicto. ¿Estás listo para recibirlo en tu casa? ¿Que sea uno de tus hijos o conocidos? O, ¿estás listo para correr? Se trata de un libro muy serio a pesar de lo que dicen sus críticos. Una llamada de atención para dibujar de forma real el mundo en el que vivimos hoy en día, y para preguntarse cómo estamos criando a los adultos del mañana; ¿somos conscientes siquiera del mundo donde vivimos?
Puede que en el "Cuaderno de Maya" encuentres respuesta a un dolor profundo de alguien que conoces o sólo 'comprendes' por una vez en la vida. Si lo piensas, jamás te lo has planteado. Ojalá que el libro aproveche y encuentres una respuesta a esta compleja situación del mundo moderno.

Visitas

Archivo del blog