Seguidores

4 sept. 2010

Premio Nacional de Literatura 2010 para Isabel Allende

Allende: Si el premio lo hubieran dado mis colegas no me lo llevo nunca Muchos escritores sueñan con que uno de sus libros figure en las listas de bestsellers en Europa y Estados Unidos, donde la clasificación se traduce en ganancias anuales por el orden de los miles de dólares.


La autora de La casa de los espíritus (1982), honrada con el Premio Nacional de Literatura de Chile y quien fuera tildada de "escribidora" por Roberto Bolaño, suma al éxito comercial el reconocimiento de la crítica. Sus obras han vendido más de 55 millones de ejemplares de sus obras y se han traducido a 27 idiomas
03 de septiembre 2010
09:18 am - Michelle Roche Rodríguez



Otros prefieren los premios.

Insaciable, la autora chilena Isabel Allende quiso tener las dos cosas. Lo insólito es que las consiguiera.

Le gusta esconderlo, pero la autora, cuyas obras han vendido más de 55 millones de ejemplares traducidos a 27 idiomas. Y es que, como dijo Pablo Neruda, en Chile critican de los escritores "su ordinaria falta de tinieblas".

Ayer, sin embargo, cumplió su sueño cuando fue honrada con el Premio Nacional de Literatura 2010 de Chile. "Es, sin duda, el reconocimiento más importante".

La afirmación no es poca cosa en boca de una escritora que ha recibido cerca de 30 galardones a lo largo de su trayectoria, y entre los que se encuentran algunos nada despreciables como el de Mejor Novela del Año (Chile, 1983), Autora y Libro del Año (Alemania 1984), Mejor Novela (México, 1985) y Mejor Libro del Año (Suiza, 1987). Sólo en Estados Unidos ha ganado el Library Journal’s Best Book (1988), el Freedom to Write Pen Club (1991), el Critics’ Choice (1996) y hasta el reconocimiento que otorga la convocatoria Books to Remember de la American Library Association (1996).

Con "p" de política y polémica
"Si el premio lo hubieran dado mis colegas no me lo llevo nunca. Esto fue una campaña de los lectores", dijo Allende por teleconferencia cuando le anunciaron que había obtenido el Premio Nacional de Literatura de su país, galardón que estuvo antecedido por una intensa controversia, porque sectores políticos iniciaron una cruzada para posicionarla como favorita.

Desde hace varios meses, la prensa chilena reseña que a la autora de La casa de los espíritus (1982) la postulaba un grupo de mujeres escritoras encabezado por la ex directora de la revista Paula Delia Vergara, pero Allende se había mostrado reluctante a asumirlo.

Hace dos meses, Allende restó importancia al galardón, cuando dijo al periodista Mauricio Alarcó, del diario chileno El Mercurio, que le averiguara cuándo lo entregaban. Aunque inmediatamente después agregó: "Yo sé que hay una verdadera controversia en este momento en Santiago de Chile por el premio. Y hay una movilización fuerte de un montón de mujeres que sienten que esto ya no tiene nada que ver conmigo. Tiene que ver con desafiar el machismo. ¿Cómo es posible que se les haya dado a tres mujeres en la historia, y que a Gabriela Mistral se lo dieran cinco años después del Nobel? Bueno, a Pablo Neruda también".

Con "m" de machismo y de mujer
No es la primera vez que la escritora apela a rencillas de género. Hace meses, en una entrevista concedida a Efe, denunció el machismo que impera en el mundo literario: "Eso se ref leja en una acumulación de hombres en los jurados y en los ganadores de premios, a pesar de que las mujeres escriben tanto y tan bien como ellos".

Algo de verdad deben de tener sus declaraciones, porque con el anuncio que se hizo público ayer la autora se convirtió apenas en la cuarta mujer que obtiene la distinción con la que también fueron honradas Gabriela Mistral (1951), Marta Brunet (1961) y Marcela Paz (1982).

Allende quiso asociarse con la lucha feminista latinoamericana en la década de los años sesenta. Las columnas que publicaba entonces, en las que denunciaba a la sociedad patriarcal dominante en su país, tenían títulos jocosos como "Civilice a su troglodita" y "Los impertinentes de Isabel Allende".

La autora, sin embargo, no siempre ha sido considerada heroína de la lucha social de género, pues ha sido acusada de alimentar estereotipos femeninos caducos por otras escritoras.

Durante la teleconferencia que se organizó con los medios de comunicación al conocerse el fallo, la autora de Paula (1994) añadió: "Nunca imaginé esto. Antes me habían postulado una vez, y bueno, para qué decir cómo me patearon los caballos, porque fue una cosa atroz. Nunca me postulé al premio. La primera vez lo hizo Pablo Huneeus y la segunda vez fue Delia Vergara, contra mi voluntad, porque yo no quería ponerme entre las patas de los caballos de nuevo".

Allende admitió que Vergara movilizó a medio país y que era ella la que realmente había conseguido el reconocimiento. Pero el detalle no evitó que se emocionara "hasta llorar" al conocer la noticia.

"Mi vida no cambia para nada, sigo escribiendo y viviendo. Tengo otra novela terminada en manos de mi agente, que en principio se publicará en 2011, y después quiero tomarme un año sabático y descansar, cargar las baterías, porque estoy cansada", concluyó

No hay comentarios:

Visitas

Archivo del blog