Seguidores

30 may. 2010

Versión teatral de La Casa de los Espíritus debuta en salitrera Humberstone
Protagonizada por Blanca Lewin y Francisco Melo, hoy, a las 20 horas, se estrena en Chile la primera adaptación en las tablas de la novela de Isabel Allende.
por Rodrigo Miranda - 28/05/2010 - 14:33

El elenco completo de la obra.
Es una cita irresistible para los admiradores del libro de Isabel Allende. Así lo cree la actriz Blanca Lewin, protagonista de la versión teatral de la novela La casa de los espíritus, que llega a las tablas chilenas a 28 años de ser publicada. "La obra no tiene nada que ver con la película", advierte la actriz. "El personaje de Winona Ryder, por ejemplo, era la fusión de dos personajes de la novela. En el cine, se perdía la mezcla de diferentes generaciones de mujeres. En el teatro no se simplifican esas historias".

La adaptación del libro, traducido a 27 idiomas, se estrena hoy, a las 20 horas, en la salitrera Humberstone, a 52 kilómetros de Iquique. El elenco arribó ayer al histórico campamento minero y esta noche será recibido por una serie de antorchas dispuestas en el camino entre la entrada y el teatro de la salitrera, que también guiará a los 500 invitados al estreno.

El montaje, con una duración de dos horas y 15 minutos, relata la vida de la familia Trueba a lo largo de cuatro generaciones y registra los movimientos sociales y políticos chilenos de gran parte del siglo XX.

Lewin encarna a Alba, nieta del patriarca Esteban Trueba (Francisco Melo) y, según la ficción, la joven es un fantasma que revive sus propios recuerdos y los transmitidos por su abuela Clara (Ana María Palma). "Alba fue torturada y desde otra dimensión trata de entender lo que le ha pasado a su familia y al país", explica Lewin, caracterizada con manchas de sangre en su cuerpo. Además actúan Coca Guazzini, Daniela Lhorente, Loreto Valenzuela, Julio Jung y Josefina Velasco, entre otros.

La escenografía de la puesta en escena está basada en proyecciones de diferentes imágenes. Así, los personajes interactúan con estos efectos y transitan por distintas épocas, fiel a la trama de la novela.

"Con generosidad, Isabel Allende nos entregó los derechos de la obra y nos dijo que nos daba la libertad de adaptarla como quisiéramos", explica el director José Zayas, puertorriqueño radicado en Nueva York, quien estrenó esta misma versión en Manhattan en 2009. "La dramaturga Caridad Svich no usó ninguna de las palabras de Isabel Allende. Sólo nos inspiramos en sus ideas y personajes. A Isabel le gustó la obra en el estreno en EEUU, me dijo que incluso había reconocido a su abuelo arriba del escenario".

No hay comentarios:

Visitas

Archivo del blog