Seguidores

31 may. 2010

Isabel Allende y su apoyo al Teatro Milagro

30 de Mayo de 2010 .
05/17/2010
Isabel Allende y su apoyo al Teatro Milagro .La famosa escritora donó el dinero de su conferencia al Teatro Milagro en Portland.

Rocío Rios

La novelista Isabel Allende.

Quienes han leído las novelas de la escritora Isabel Allende, conocen el humor y la ironía con que nos lleva a través de sus historias y personajes. Historias que indiscutiblemente hablan de Latinoamérica y donde las mujeres son las protagonistas. Las mujeres son sus personajes.
Y ese humor que maneja en sus novelas se dejó ver claramente cuando se dirigió al público el pasado 11 de mayo en Portland, saludando a Nebraska, para romper el hielo y empezar su charla en el escenario del Arlene Schnitzer Concert Hall, que estaba colmado de sus seguidores.
Isabel Allende estaba allí. Humana, sencilla, jovial. Para muchos verla era el sueño de escuchar a su escritora. A esta mujer que con sus novelas ha acompañado horas y horas de silencio, en los que la imaginación vuela. Por eso los lectores se dieron cita para escucharla en este gran evento literario que se logró gracias al patrocinio de Literary Arts, Powell’s Books y el Teatro Milagro.
La escritora vino para presentar su última novela: “La Isla bajo el Mar” que habla de la vida de una esclava en los inicios de la Haití y Saint-Domingue, a finales del siglo XVIII. Zarité es el personaje de su novela y como las mujeres de Isabel Allende se roba la atención porque nos habla desde su interior y sus pensamientos en una época donde la libertad era el sueño de cada día.
Isabel Allende, cuenta la historia de esta esclava. Pero al mismo tiempo, la esclava le habla al lector con su voz. Por eso, durante la conferencia de la escritora, ella leyó uno de los capítulos yescogió la voz de Zarité para comunicarse con el público de Portland.
Todos escucharon en silencio la conversación entre Zarité y Gambo el esclavo que es el amor de su vida. Una conversación cargada de amor, de pasión y sobre todo, de la encrucijada que representaba ese amor unido a la libertad en esa época de esclavitud.
Escuchar a la escritora fue una experiencia literaria. Indudablemente quienes asistieron para verla, esperaban conocer mucho más de su trabajo literario y en una conferencia como ésta, siempre queda la sensación de querer saber más.
Después de la lectura del capítulo de su novela. Ella respondió a las preguntas del público asistente. Una de las más interesantes fue sobre la forma como concluye sus novelas. Historias que no tienen final. Ella dijo: “Cuando me levanto para seguir escribiendo y veo el manuscrito, me doy cuenta de que he terminado la novela el día anterior. Y la historia ha quedado allí. No tiene final, porque quiero que el lector deje volar la imaginación. Yo no creo en los finales. La vida no tiene final, sólo ciclos que nos llevan a continuar”.
Esas palabras de la escritora denotan por qué sus historias siempre se quedan en la memoria y forman parte de nuestra vida, por las experiencias que uno recrea en los personajes creados por Allende. Su lenguage en español ha sido el que ha transmitido el pensamiento de la cultura latinoamericana innegable en cada una de sus obras.
Isabel Allende donó el dinero de su conferencia al Teatro Milagro, que se ha dedicado a traer la vitalidad del teatro latino a la comunidad del Noroeste por más de 25 años. Además de sus giras nacionales, Milagro brinda un hogar para el arte y la cultura española y latinoamericana en El Centro Milagro, donde se enriquece la comunidad local, con una variedad de proyectos comunitarios y programas educativos diseñados para compartir la diversidad de la cultura latina.

No hay comentarios:

Visitas

Archivo del blog