Seguidores

4 sept. 2007

Escribir me alivia el alma

ENTREVISTA:ISABEL ALLENDE“El escribir me alivia el alma"
Una obra emotiva en que Isabel Allende nos entrega la suma de sus días como mujer y escritora.

1. Haber escrito La suma de los días ¿es como haberse quitado un peso de encima, o por el contrario, fue una “dulce” tarea pendiente?
Lo que no escribo se me olvida y entonces es como si no lo hubiera vivido, por eso todo lo que me pasa acaba en tinta y papel. Es una dulce tarea porque me alivia el alma, pero siempre es difícil escribir una memoria, ya que se puede traicionar la intimidad de otras personas.

2. Ahora que ya dio a luz al libro, ¿quedó algo flotando en el aire? ¿Hay algo que escribió de lo que quizás se arrepiente hoy?
No me arrepiento de lo que he escrito, porque lo hice con honestidad y buena intención. Habría podido contar mucho más, por supuesto, pero hay un límite entre lo que quiero contar y lo que no me pertenece. Por ejemplo, tuve que eliminar al hijo menor de mi marido, porque él no quiso aparecer en esas páginas.

3. Este libro está basado en su percepción de sus familiares y amigos y la forma como usted los recuerda, ¿cómo piensa que sería un libro escrito por ellos sobre usted?
Esta pregunta deben contestarla mis familiares y amigos, porque yo soy muy vanidosa y creo que todos me quieren y me admiran. Me doy cuenta de que soy muy mandona y me meto demasiado en las vidas ajenas, pero mi disculpa es que lo hago por cariño, para ayudarlos y protegerlos. En realidad, si ellos contestaran esta pregunta, tal vez dirían que soy una matriarca insufrible y que lo mejor sería que diera la vuelta al mundo varias veces en cruceros ininterrumpidos, para que no tuvieran que verme más de cinco minutos en el puerto…

4. De su pequeña tribu, como cariñosamente usted la llama, ¿qué personaje requirió un trabajo artesanal extra?
Mi relación con mi hijo Nicolás es la que requirió más trabajo, porque estoy tan cerca de él, que no puedo verlo con claridad. A veces lo trato como a un muchacho y resulta que ya es un hombre de 40 años, padre de tres hijos. En largas conversaciones con él aclaramos muchas cosas y creo que nuestra relación se profundizó gracias al libro.

5. A propósito de paisajes griegos, como los que menciona en su novela, si tuviera que levantar un mini Olimpo personal con sus 5 libros favoritos, ¿cuáles serían esos libros?
Si te refieres a libros en general, diría:Las obras de Shakespeare - porque las leí muy joven y me despertaron la imaginación, el amor por la tragedia y la comedia y el teatro.
Cien años de soledad - porque es un libro que se puede leer muchas veces y me abrió las puertas al realismo mágico.
Las obras de Pablo Neruda - porque me basta leer un verso para sentirme inspirada y ponerme a escribir.
Un buen diccionario de la lengua española, incluyendo sinónimos, antónimos y rimas, porque es la mejor herramienta de mi trabajo.
Uno de los muchos libros que existen sobre Feminismo y espiritualidad - porque a menudo necesito refrescar esos temas.
Si te refieres a mis propios libros, serían:
La casa de los espíritus
– porque pavimentó el camino para mis otros libros y me convirtió en escritora.
Paula
– porque me salvó de la depresión, mantiene viva la memoria de mi hija, me permitió crear una Fundación en su honor y ha traído miles de cartas de lectores de todo el mundo durante casi quince años.
Hija de la fortuna
– porque me gusta esa muchacha, Eliza Sommers, que cruza el mundo en busca del amor y termina encontrando la libertad.
Inés del alma mía
– porque me gusta escribir novelas históricas y no podría haber encontrado un personaje más fascinante que Inés Suárez, ni un tiempo más interesante que la Conquista de Chile.
La suma de los días
– porque es la historia de la gente que más quiero en este mundo y deseo preservar esos recuerdos.
Entrevista por Marcela Álvarez, Editora de Tinta Fresca.

No hay comentarios:

Visitas

Archivo del blog