Seguidores

31 ago. 2007

Isabel Sumando los dias...











Isabel Allende habla de “La suma de los días” y de su hija Paula
“Este libro no cierra una etapa”
Su última novela se inicia cuando la familia esparce las cenizas de Paula en un bosque. Ella tenía 28 años y un futuro que ahora se proyecta en la fundación que lleva el nombre de la escritora y que ayuda a diversas ONG.
Paula Frias Allende tenía 28 años cuando murió en 1992 a causa de las complicaciones de una extraña enfermedad llamada porfiria. Previo a desaparecer físicamente le dejó una carta a Isabel, hojas que se transformaron en esperanza para la madre escritora. Cuatro años después, en diciembre de 1996 nació la Fundación Isabel Allende, luego que la misiva apuntara a que los ahorros de Paula fuesen en ayuda a los niños.

Y en sus más de diez años, parte de los derechos de autor de Allende se destinan para la fundación, ubicada en una casa en Sausalito (Estados Unidos), la que entrega becas con el nombre de Paula; además de ayudar a niños y a mujeres maltratadas y en desamparo. En esa casa victoriana, manejada por la nuera de Allende, se define la entrega de los aportes a diversas ONG.
Para la autora de "La casa de los espíritus", "Paula está siempre presente en nuestra familia, sus fotos están por todas partes, hablamos de ella constantemente, la recordamos, vamos a pasear al bosque donde echamos sus cenizas. Tengo que agradecer las miles de cartas que me han llegado desde que publiqué Paula , de lectores que se han sentido tocados por mi hija. Y además está la fundación, que me permite continuar el trabajo que ella hizo en su corta vida. Entre otras cosas, la fundación tiene los Premios Esperanza, así es que su presencia también está teñida de esperanza".
PASADO DE DROGADICCIÓN
Una joven corriendo de vestido blanco en medio de un bosque. Esa es la imagen que retrata la tapa de "La suma de los días", la última entrega de la narradora. Esa postal, junto a la ceremonia de esparcir las cenizas de su hija en un bosque, son el inicio de la novela, que se une a la serie autobiográfica de Allende comenzada con "Paula" y seguida con "Mi país inventado".
"Para mí la escritura es necesaria para entender la vida y ordenar la confusión de lo que pasa. Hay mucha prisa y ruido en este mundo. Sin embargo, la escritura no ha reemplazado la terapia en las crisis que he debido confrontar, ha sido un complemento. La escritura todo lo transforma y sublima, la terapia es un espejo donde nos vemos en el presente y nos ayuda a cambiar de foco y de conducta", asegura.
En escena, también aparece su marido escritor, William Gordon y la vida que han llevado juntos en California, junto a los problemas que han tenido ambos con sus respectivos hijos. "El único que no lo aprobó fue mi hijastro menor, lo tuve que sacar y rescribir el libro entero. Él tiene 30 años, pero tuvo un pasado de drogadicción, ahora está limpio, pero usó heroína por muchos años", contó Allende a este diario en febrero pasado.
Y para terminar la escritora dice sobre "La suma de los días", ante tanta expectación en la prensa: "Es sólo otro libro en el camino de la escritura. Acabo de cumplir 65 años y supongo que eso significa que inicio otra etapa en mi vida, pero en lo profesional siento que he aprendido poco, me falta todo por descubrir y explorar. Es bueno escribir una memoria cada cierto tiempo porque así se puede ver con algo de claridad el viaje que uno ha realizado, pero no creo que este libro cierre una etapa".

1 comentario:

El Burro dijo...

Sólo quería decir, que como viene siendo tradición, el 6 de enero, un tío mío me regaló un libro. El de este año era "La Suma de los Días".
Sólo leo cuando cojo la gripe o esto en cama. Así que hacía tres años que no leía un libro.

Me lo he terminado del tirón. 10 minutos para engullir algo a la hora de comer y con el zumo de naranja y las pastillas en la mesilla de noche.
Nunca me había sentido tan atrapado.

Casualmente, estuve este verano en Sausalito y... qué sitio más agradable. Me muero por probar otro "philly"

En las fotos, no resulta difícil reconocer a Nico, Andrea, Olivia y Willie.

A la Princesa Fiona, sólo un comentario:
Cambia el tipo de letra, por favor, es difícil e incómoda de leer.

Gracias.

Visitas

Archivo del blog